Home
“Los jóvenes nos reconocen como una Universidad de verdad”
Escrito por Roberto Amaro   
Jueves, 29 de Noviembre de 2012 08:47

 

Vicerrector de Vinculación con el Medio, Dr. Sergio González, aborda así los resultados que arroja una nueva versión del Barómetro de la Educación Superior, que elabora anualmente la destacada empresa de estudios de opinión pública Mori,  dada a conocer ayer.

Con un profundo sentido de satisfacción, pero también de responsabilidad por los desafíos que se abren, recibió el Vicerrector de Vinculación con el Medio de nuestra Universidad, Dr. Sergio González, los principales resultados del ya tradicional Barómetro de la Educación Superior, que año tras año realiza la empresa de estudios de opinión pública, Mori.

Este año, como en el anterior, la Universidad de Santiago se consolida en el tercer lugar como mejor Universidad del país, según la opinión de los estudiantes de tercero y cuarto medio de la enseñanza secundaria. (ver nota relacionada).

El vicerrector González, nombrado recientemente en este cargo, hasta hace unas semanas era el director de Estudios y Análisis Institucional, cargo desde el que mantuvo un seguimiento de diversos indicadores y rankings, nacionales e internacionales, que tienen a nuestra U. de Santiago, persistentemente, en lugares de privilegio tanto por indicadores duros, como por percepción de diversos públicos.

Desde esa expertisse, el vicerrector de Vinculación con el Medio abordó en una extensa entrevista con este medio institucional los diversos aspectos que contempló el principal ranking de elaboración nacional de los planteles de educación superior del país.

“Este resultado, de consolidación en un tercer lugar, hay que verlo de forma diacrónica: estamos en una posición de privilegio en términos de la percepción de marca por parte de los estudiantes secundarios y sus familias. La sociedad reconoce a la U. de Santiago como una de las instituciones más sólidas en el sistema, y en ese sentido hay que tener muy claro que si bien estamos en una línea de distancia con  la U. de Chile y la U. Católica que puede ser importante, es muy  importante la distancia que se ha abierto con las que nos siguen en el ranking, la Universidad Técnica Federico Santa María y la Universidad de Concepción”, puntualiza el vicerrector González.

-Este estudio, que es de percepción, se muestra totalmente en línea con otros rankings que miden variable más duras, como el de América Economía, el de Qué Pasa o el QS. ¿Qué le dice esta concordancia entre percepción y realidad ?

-Efectivamente, es notable que los ranking que miden variables duras, de investigación, publicaciones indexadas, presencia de académicos con doctorado, entre otras variables, tengan una línea de relación total con estos estudios de percepción. Esto nos indica que el sello y la marca de nuestra Universidad han logrado transmitir estas fortalezas duras a la percepción de distintos públicos. Los jóvenes, en este caso, nos reconocen como una Universidad de verdad, es decir, completa y compleja.

-¿Qué estamos haciendo, como Universidad, para acortar la brecha con las universidades que están en los dos primeros lugares en estos ranking?

-Yo diría dos cosas. Una, que estamos reforzando nuestra imagen, que ya es muy buena, por eso digo reforzar, cambiando la forma en que nos relacionamos con el  medio, y es por eso que el rector y las instancias colegiadas han tomado la decisión de crear esta Vicerrectoría de Vinculación con el Medio. Queremos alcanzar un mejor posicionamiento,  divulgar de forma más efectiva lo que hacemos en productividad académica, de investigación, y otros.

“Dos. No podemos ser los mejores en todas las variables o planos. Tenemos que serlo en lo que nosotros hemos definido como líneas estratégicas, áreas donde nos hemos desarrollado, somos líderes y tenemos ventajas comparativas que nos podrían hacer crecer exponencialmente. Por ejemplo, en el área de la productividad académica, hay todo un crecimiento significativo de doctorados acreditados, hoy tenemos 14 doctorados acreditados, lo que nos ubica entre las universidades  con mayor capacidad para aportar capital humano avanzado en Chile. Allí estamos de igual a igual, por ejemplo, con la U. de Chile. Quiero decir, entonces, que en estas áreas ya hay un trabajo hecho y no se requiere un crecimiento mayor para estar entre las dos mejores universidades, porque ya estamos ahí o muy cerca”.

-Si bien hay una consolidación en un tercer lugar bastante solitario en este ranking, sorprende el porcentaje de conocimiento de la Universidad entre los jóvenes, sólo un 35%. Al parecer, sí tenemos una tarea que cumplir ahí.

-Hay una tarea que tiene relación con el posicionamiento del sello y marca. Hasta hace muy poco no lo habíamos hecho, llevamos apenas un año trabajando nuestra marca; no nos habíamos hecho cargo de la necesidad de cuidar, posicionar y de darle  continuidad al trabajo que se ha  venido haciendo en términos de imagen de la Universidad. No entendíamos que era el resultado de un trabajo específico, y que no era sólo la consecuencia del trabajo de la Universidad en sus ámbitos y fortalezas. Hoy sabemos que en el ámbito de la Educación Superior es necesario un trabajo de resguardo de la marca, y en eso estamos abocados a partir del PEI 2011-2015, donde se hizo un estudio de sello y marca, y hoy estamos con tareas muy concretas, entre otras la de posicionar el nombre de la Universidad, Universidad de Santiago, U. de Santiago, la Santiago… que tiene la lógica de no limitar a esta institución a una sigla, sino que quedar en una huella mnémica.

-El Barómetro nos muestra que los estudiantes de colegios particulares subvencionados, tendrían mayor conocimiento y predisposición a estudiar en nuestra Universidad. ¿Cómo puede interpretarse ese dato?

-Es que eso tiene que ver con la estructura de Chile. Esta Universidad es el fiel reflejo de la estructura socioeconómica del país. ¿Qué tenemos? En Chile un 10% de personas son de clase alta, acomodada, nosotros como Universidad tenemos un 10% de estudiantes que vienen de colegios particulares pagados; la clase media chilena es el 60% de la población, aproximadamente, y en la Universidad tenemos un 60 o 70% de estudiantes que vienen de colegios particulares subvencionados; y tenemos más de un 20% que viene de establecimientos municipales, de los sectores más desprotegidos. En este  sentido, la U. de Santiago es el reflejo del Chile de hoy. Eso está en total sintonía con una realidad en proceso de cambio, y el perfil de nuestro ingreso ha cambiado y cambiará de la misma forma que cambia el país.

-Este estudio consulta sobre el conocimiento que tienen los estudiantes secundarios del sistema ranking impulsado fuertemente por el rector Zolezzi. Pese al poco tiempo que ha tenido la difusión, hay cerca de un 50% de estudiantes que lo conocen y tienen una opinión positiva del mecanismo.

-Eso es satisfactorio, hemos tenido sólo seis meses para difundir este mecanismo que rige para este proceso de admisión ya en curso. Es muy positivo que los estudiantes destaquen los valores inclusivos y se muestra una gran receptividad. Cuando un porcentaje mayoritario de muchachos y muchachas nos dicen que es una medida que está destinada a corregir el sistema de ingreso, otorgándole un mayor grado de inclusión social, es un gran triunfo de quienes han apostado por esto.

“Lo más satisfactorio es que se entendió muy bien lo que queríamos lograr con la inclusión del ranking: que no podemos ir contra el sentido común que nos indica que en una generación de 300 jóvenes de un liceo municipal no existe ningún joven talentoso, ni uno solo que pueda acceder a la Universidad y ser exitoso en ésta. Eso, va en contra de toda lógica, y lo gratificante es que los jóvenes y sus familias lo están entendiendo”, concluye el vicerrector Sergio González.

 

Última actualización el Jueves, 29 de Noviembre de 2012 09:18
 

Normas de Uso:
- Esta es la opinión de los lectores usuarios de nuestro medio; no de usachaldia.cl.
- No está permitido escribir comentarios injuriosos o discriminatorios, que afecten el honor y la dignidad de las personas o la imagen institucional.
- Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos inapropiados o que no se ajusten al tono universitario de nuestra publicación.